Monte de A Picaraña (Ponteareas)


A más de 300 metros de altitud, en la Comarca de O Condado y en el Concello de Ponteareas se encuentra el Monte de A Picaraña cargado de leyendas que os iré contando.
A veces lo que tenemos más cerca es lo más desconocido, y la prueba de ello es el motivo de esta entrada. A tan solo 30 kilómetros de Vigo,
habíamos visitado el lugar varias veces hasta su capilla y área recreativa, pero nunca habíamos subido hasta su cumbre más alta donde en épocas medievales había una pequeña fortificación conocida como "Castelo da Picaraña".




Nada más llegar nos encontramos con el área recreativa con abundantes sombras entre pinos y eucaliptos, y la capilla de Santa Cruz edificada en 1907, peculiar por su pintura blanca que destaca entre la arboleda y que cada primero de Mayo se hace una multitudinaria romería.

De aquí parte un viacrucis a uno de los miradores con unas excelentes vistas a la comarca de O Condado y al Valle del Tea. Una enorme cruz corona el lugar entre enormes piedras que son características por este lugar.

Por la parte de atrás de la capilla parte un pequeño sendero que nos llevará a otro de los miradores, 30 metros más alto que el anterior. Se trata de lo que fue una fortaleza de la época altomedieval que existió durante un corto periodo de tiempo y que en el siglo XV fue reconstruida por Pedro Madruga  para vigilar a su enemigo el Castillo de Villasobroso, ya que nunca llegaría a conquistarlo y es sabida su mala relación con la familia Sarmiento que eran sus propietarios.
El fuerte fue derribado en 1482 por los Reyes Católicos -que eran enemigos de Pedro Madruga- junto a otros muchos del Reino de Galicia.

Subiendo hasta su cumbre nos sorprende una piedra de dimensiones colosales que tendremos que bordear para seguir el camino, y es que estas enormes piedras formaban parte de la muralla natural con la que contaba el fuerte. Seguimos ascendiendo y más piedras esparcidas por ambos lados que formarían parte de la muralla y Torre del Homenaje sobre el "Penedo da Anduriña". 
Unos socalcos y restos de pavimento nos sugieren lo que debió ser el patio de armas y unas escaleras labradas entre dos grandes piedras nos llevan a lo que sería el acceso a la Torre del Homenaje.


Multitud de leyendas rodean el lugar:
Está clara la obsesión de Pedro Madruga por la vigilancia del Castillo de Sobroso y se dice que en la Torre del fuerte de A Picaraña instaló una catapulta para asediarlo.
Desde las escaleras de acceso a la Torre, se dice que fue el lugar donde un caballo de un caballero cristiano, empezó a volar cuando huía de los moros y hoy en día podemos ver las huellas de sus herraduras en la roca.
Otra leyenda habla de una serie de túneles y cuevas que comunicaban los dos castillos y que eran utilizados por dos jóvenes hidalgos para sus encuentros.

Mitos o leyendas, el caso es que desde lo alto tenemos unas vistas estupendas hacia el Castillo de Sobroso y al Valle del Tea junto a un poste de un punto geodésico en la cima.

Forma parte del PR-G120 "Roteiro dos Penedos da Picaraña que os recomienzo hacer aunque por sus subidas se puede hacer un poco duro si no estamos en buena forma. Y aquí un ejemplo que es la Pena do equilibrio

Situación:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas recientes