Ruta por Monteferro (Nigrán)


Monteferro, esa pequeña península situada en un extremo de la Ría de Vigo y separa la ensenada de Baiona y la de Patos. Este entorno forma parte de la Red Natura 2000. Enfrente los islotes del archipiélago de las Estelas y As Serralleiras.
Vamos a descubrir sus tesoros en una tarde...

Monteferro está formado por un gran bosque de pinos y eucaliptos con pronunciadas laderas que forman unos acantilados en los que en invierno el mar bate con gran fuerza. Y de ellos vamos a disfrutar con esta pequeña ruta circular de apenas 4 kilómetros de longitud, que parte de la playa de Portocelo y cuyos puntos fuertes serán: el faro de Punta Lameda, las ruinas del cuartel militar, el Monumento a la Marina Universal, petroglifos y unas maravillosas vistas al mar. Vamos allá!

Comenzamos a ascender por pista forestal y nos encontramos con una gran concentración de molinos rupestres formada por 21 molinos naviculares y muchas cazoletas, son los petroglifos de Penisas Pequenas con unas bonitas vistas a los acantilados.
Más arriba nos desviamos un poco del camino para ver la famosa "tortuga de Monteferro", que es una formación rocosa con esta forma y que al lado algún curioso ha construido una pequeña "rosa de los vientos" y una miniatura de un faro entre las rocas. Un punto estratégico para sentarse un rato y contemplar el mar.




Por aquí ya nos encontramos con una de las garitas de la antigua Batería de Artillería J3 Monteferro cuyas ruinas veremos siguiendo el camino.
Esta batería de costa que hoy vemos en total estado de abandono, data del año 1936 y su objetivo era la defensa de la Ría de Vigo después de la Guerra Mundial junto con la Batería de Silleiro.
Aquí se ubicó en 1938 un campo de trabajos forzosos con 20 prisioneros cuyo cometido era construir la carretera que lleva hasta lo alto del monte, además de las instalaciones militares.

Según avanzamos por el camino nos vamos encontrando con los restos de las instalaciones, edificios de pobre construcción que albergaban el cuerpo de guardia, almacén, bunker, polvorín, taller, el edificio principal con una gran estancia que podría ser el comedor, cocina, una habitación. Alguna de estos cuartos aún conserva parte del alicatado. En su parte trasera hay unas escaleras que nos conducen a la parte superior.
Al otro extremo veremos la otra garita de vigilancia de las dos que tiene, una a la entrada y otra a la salida. Pero lo que más destaca son las piezas de artillería que aún se conservan entre el bosque, son dos grandes cañones.
Las instalaciones fueron abandonadas a principios de los años 60 y los cañones inutilizados.


Por una pista que parte desde la explanada del mirador podemos descender hacia el mar para visitar Punta Lameda o da Meda. Veremos unos agrestes acantilados  con rocas afiladas desafiando la fuerza del mar impresionantes tanto en verano como en invierno, marea alta o baja.
En lo alto de este pequeño saliente está el Faro da Meda o de Punta Lameda, una torre cilíndrica blanca con su luz verde en lo alto.
Desde aquí también vistas, esta vez las Islas Cíes parece que las tocamos con la mano, al igual que las Estelas. Enfrente Cabo Home y parte de la costa del Morrazo. Una vez descendemos del promontorio del faro a nuestra izquierda hay alguna pista entre matorrales que nos conduce a las “furnas”, cavidades en las rocas creadas por la fuerza del mar, y divisamos una cruz en el acantilado de algunas de las almas perdidas en el mar.

Ascendemos por la pista medio asfaltada que tenemos enfrente y nos podemos acercar también hasta la cima del monte, donde se encuentra el Monumento a la Marina Universal en el que destaca una gran imagen de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros y una inscripción en piedra con "Salve Regina Marium".
El monumento tiene una altura de 25 metros y es del arquitecto Gómez Román construido como homenaje a los marineros españoles fallecidos en el mar durante la I Guerra Mundial. Inaugurado en 1924 en un acto al que acudió el General Primo de Rivera acompañado de varios ministros.
Fue financiado por suscripción popular participando en ella muchos vigueses además de ministros de Inglaterra, Estados Unidos, Brasil, Italia y Francia, por ello su nombre de Marina Universal.
El monumento tiene cuatro caras en cada una de las cuales hay una placa de mármol con distintas inscripciones.


En las inmediaciones hay un gran parque con mesas de piedra y una pista que nos conduce a otro mirador. Enfrente de la carretera una pista desciende por el monte y nos llevará a nuestro punto de partida.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas recientes