Curiosidades arquitectónicas de Bouzas - la villa que mira al mar


Ya os he hablado en varias ocasiones de la "Villa de Bouzas", un barrio que fue el corazón marinero de Vigo, sin olvidarnos que tuvo ayuntamiento propio hasta 1904.

Su historia no se concibe sin la vinculación al mar y toda la industria creada a partir de los productos derivados de éste. Ya en 1501 el obispo le concede el derecho a tener "alfolí propio", que eran depósitos de sal (el bien más preciado de la época) y el derecho de carga y descarga de mercancías.

En 1836 se constituye como municipio formado por las parroquias de Alcabre, Bouzas, Coia, Comesaña, Coruxo, Matamá, Navia, Oia y Saiáns.

Y hablaré en todo momento de "Villa" ya que a los boucenses no les gusta nada ese término de "barrio", ellos no lo consideran así, e incluso recuerdan siempre el robo que se hizo desde el ayuntamiento de Vigo con su anexión. 


Nada mejor que recorrer sus calles y plazas con calma, para contemplar esos legados en piedra y recordar lo que fue en su momento y ha desaparecido víctima del progreso. Daremos un paseo por el litoral e interior de la villa conociendo su pasado, presente y curiosidades históricas, comenzando por la avenida de Beiramar, en la Punta de San Gregorio que es donde tienen su límite Coia con Bouzas, hasta el linde con la parroquia de Alcabre. 

Antes de la apertura de la avenida Beiramar, todo este espacio era ocupado por un gran arenal en el que  había instaladas pequeñas empresas de salazón y carpinterías de ribeira que se irán transformando poco a poco con nueva maquinaria y mejores instalaciones para dar paso a astilleros como los que nos encontraremos a continuación. 

Armón, Cardama, Armada, Freire y Lagos son los que ahora encontraremos en esta calle y alguno desaparecido como el de Manuel Iglesias Boente donde se hizo el primer barco a vapor de Bouzas en 1890.

Al único empresario al que se le atribuyen sus inicios en la transformación de carpintería de ribeira sería Manuel Cardama Godoy, que funda su astillero propio en 1917 tras pasar por la carpintería de Barreras. 


Empresarios catalanes serían los que arrendasen viejas naves para convertirlas en modernas conserveras en algunos casos, otros se convertirían en armadores y comerciantes.  

Armada Astilleros Varaderos, es fundada en 1924 por Ángel Armada Armada. 

Podemos ver bastante claro hasta donde llegaba el mar observando la todavía conservada rampa de piedra de la conservera Alfageme, en la que atracaban directamente las embarcaciones para descargar el pescado y meterlo en la nave. La historia de la empresa y la de su emblemático edificio, la podréis ver con más profundidad en el especial que le he dedicado en el blog 👉  Conservas MIAU 


En 1895 Paulino Freire Piñeiro funda Construcciones Navales P. Freire, ocupándose en sus primeros años a construir y reparar barcos pesqueros para su propia armadora. Cuatro generaciones después, la empresa sigue siendo llevada por la saga familiar. 

Durante la Guerra Civil Española (1936-39) muchas empresas fueron militarizadas para construir armamento, munición, conservas de comida, vestuario... un ejemplo de ello es Barreras que fabricaría bombas de aviación, granadas para mortero y tanques para camiones, o Freire que hará bombas y proyectiles para mortero también. 

Astilleros Lagos es el único que conserva sus naves originales de madera desde su fundación en 1944 por Fernando Lagos Carsi, también continuando en su dirección con la saga familiar.


En la rotonda de las Anclas podemos ver el edificio del Mercado proyectado en 1902 por Jenaro de la Fuente, realizado a pie de playa sobre una duna y construido al mismo tiempo que el de A Laxe y el Progreso, siendo éste el único que se conserva.


Al lado se encontraba la fábrica de Salazones y Anchoados de Barreras

Todo este espacio era utilizado como secadero de redes, incluyendo el Jardín del Dr. Casás -médico de Bouzas durante 70 años que era conocido como "el padre de los pobres", se puede ver un monolito - homenaje de 1934 tras la fuente-  y la Alameda de Eduardo Cabello en la que también hay un monumento de 1928 del escultor Francisco Asorey, en honor al ingeniero, director de la Junta de Obras del Puerto (1908-32) y promotor de la construcción del muelle del puerto de Bouzas en 1930.


En este amplio espacio que era ocupado por un parque infantil y una farola de foja diseñada por Jenaro de la Fuente, la "Farola de Urzáiz" que en el año 2005 vuelve a su lugar original y a cambio se instala la Pérgola del mismo arquitecto, pero que su ubicación original era en la Plaza de Portugal. 


La Pérgola de Jenaro de la Fuente de 1927 es la atracción principal de la Alameda, pero en una posición que no es la correcta, para mi gusto, y hace que no luzca en todo su esplendor. 

El edificio de piedra que está en la calle Eduardo Cabello 42, en cuyo bajo están unos efectos navales, es de 1939 del arquitecto Manuel Gómez Román, con fachada redondeada, proyectado para los armadores Emilio y José Ruiz González, donde antes estaba la fábrica de conservas de Benito Barreras i Casellas, que se cree que fue la primera de Bouzas, levantada sobre un viejo almacén de salazón. 


Llegamos ya a la Iglesia de San Miguel de la que no os voy a comentar mas cosas ya que lo he echo en otra ocasión. Si pincháis sobre el enlace azul, veréis toda la información. 

En un lateral del atrio está la Casa Rectoral de 1946 con soportales con 7 arcos construida con dinero de los vecinos. Antes aquí estaba el Ayuntamiento y luego una escuela. 


Hasta su muro de la iglesia llegaba el mar y todavía recuerdo un gran arenal lleno de vida en el que jugábamos de pequeños, ahora la Playa do Adro es mucho más reducida por culpa de los polémicos rellenos que trajeron en vilo a los vecinos con protestas constantes desde la década de los años 70 hasta el año 2007-2008. El terreno que se le ha quitado al mar en esta zona, desde luego es impresionante 😟


Siguiendo el Paseo de Valentín Paz Andrade veremos tradicionales casitas marineras,  algunas todavía con soportales y estrechas callejuelas empedradas y empinadas que desembocan en él, como la Rúa das Reyes o Cayetano Peréz de Limia, que servían para guarecer las barcas de los temporales.

Al final del paseo, casi llegando a la Playa da Fontoura, veremos los restos de la estructura de un almacén de salazón (salgadura), el fabriquín de Pinal, en el que llegaron a trabajar en la salazón y prensado de sardina unas 20 mujeres y 8 hombres. Ahora con la maleza no se puede ver su interior, pero dicen que todavía conserva la estructura original del claro o patio central, la chanca o zona de lagares y el muerto o zona de prensas.


La actual parroquia de Bouzas termina a la altura del puente de la VG-20, pero vamos a continuar hasta la Punta de Alcabre siguiendo el paseo, aunque después de la pequeña playa da Fanequeira, el firme cambia pasando a ser tierra. 

Al pasar bajo la urbanización Sotavento, recordamos el lugar que ocupaba la fábrica de conservas Valcárcel hasta que se comienza a gestar la construcción de la carretera de circunvalación Castrelos-Bouzas, y se trasladan en 1996 a una nave en el relleno del puerto, donde siguen su actividad con marcas como Vigilante, Proa o La Galleguiña. Entre 1900 y 1916 aquí estaba la factoría de pescado de Maestú y García, que en 1919 compraría Justo López Valcárcel. Se conservan dos rampas y la plataforma sobre la que se alzaba que es el actual paseo.


La fuente que nos encontraremos a nuestro paso lleva el nombre de la pequeña playa que está al lado, A Fontoura.

A nuestra izquierda, en lo alto, se divisa el edificio de una fábrica de secado y preparación de pieles y sebos, La Forzosa Gallega hasta la década de 1970, anteriormente la nave era una fábrica de harina de pescado de Alfageme.   


Y enfrente a la derecha, el conocido como chalet de Pescanova, el Fiunchal de Roade, en el lugar que ocupaba un almacén de salazón primero y la conservera de Daniel Rodríguez Valdés en 1896, que sería explotada también por José Curbera, Cerdeira Castro y Cardona hasta que cierra la actividad en 1963. Los restos fabriles que podemos ver a día de hoy son tres rampas y la plataforma donde se asentaba.


En este lugar se dice que también hubo una batería de costa y muchos años antes, entre los siglos III y IV d.C. una factoría de salazón romana, una villae dedicada a la extracción de sal, de la cual se encontraron restos en  1896.

En la playa de Carril damos por finalizado nuestro recorrido por el litoral, ahora damos la vuelta para ir por el interior del casco histórico, pero eso os lo contaré en otra entrada para no alargar más ésta 🧐



Localización:


 
Bibliografía: 
- blog: "El Noticiero de Bouzas"
- web - ViladeBouzas.com
- Visita guiada por Bouzas
- Libro "Bouzas Olladas Salgadas" de Puri Pérez y Elena de Frutos
- Libro: "Las familias de la Conserva" de Xoán Carmona Badía
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

MAPA Descubre Cada Día

Busca actividades para tu destino:

+ entradas que te pueden interesar