Isla de Sálvora e Isla Noro


Hace ya algún tiempo que pusimos rumbo a la Isla de Sálvora desde el puerto de Ribeira en una pequeña embarcación, y de cuyo viaje no me olvidaré jamás.
Serpentear entre los islotes y las bateas por la ría de Arosa es algo único con sus aguas cristalinas de color turquesa que parece más bien que nos hemos acercado hasta el Caribe. No sin causa se le conoce a esta zona como "El Caribe gallego"
Multitud de islotes forman el archipiélago de Sálvora formando una barrera en la entrada de la ría de Arosa. Playas de arena fina casi vírgenes y rocas con un color amarillento especial que le da el liquen de la zona hacen un paisaje especialmente singular. Islotes como Noro, Vionta y Sagres asoman en la superficie como queriendo saludarnos a nuestro paso.

El archipiélago forma parte del Parque Nacional de las Islas Atlánticas y cabe destacar que en la Isla de Sálvora es donde menos libre te sientes a la hora de caminar, puesto que el acceso ha de ser con un guía del parque y siempre por los senderos marcados. Si te sales de ellos, te llamarán la atención.
En la isla no hay ningún tipo de servicio como puestos de socorro, aseos públicos ni bares, por lo que habrá que ir bien equipado con todo lo necesario.
Existen dos rutas en la isla. Una es la Ruta del Faro con una distancia desde el embarcadero de 1 Kilómetro 200 metros y recorre la parte Sur de la Isla.
Comienza en la playa y dunas del Almacén, pasando por la Sirena de Sálvora y el Pazo de Goyanes, construido sobre el antiguo almacén de la fábrica de salazón y una pequeña capilla que antes fue bar. Rodeando el monte Gralleiros con impresionantes vistas a los archipiélagos de Ons y Cíes llegaremos hasta el Faro de Sálvora. Carteles indicativos nos acompañarán en el camino.
Edificio construido en 1921 tras el trágico naufragio del buque Santa Isabel.
Hasta esa fecha el faro estaba situado ladera abajo y con grandes carencias de iluminación. Tuvo que ocurrir la desgracia del naufragio para corregir el error.
Este vapor es conocido como el "Titanic gallego" puesto que está considerado la mayor tragedia marítima en la historia de Galicia. Fallecieron 213 de las 268 personas que viajaban a bordo cuando al cubrir la ruta Bilbao-Cádiz encalló en las rocas al intentar maniobrar para acceder a la ría de Arosa por el fuerte temporal.



El farero de la isla escuchó los gritos desesperados de los tripulantes en la noche y sin dudarlo se dirigió al poblado para alertar de lo que ocurría. La mayoría de los vecinos habían acudido a los pueblos de la costa para pasar las fiestas de Navidad no pudiendo regresar a causa del temporal; por lo que en la isla tan sólo había unas 20 personas la mayoría mujeres y niños. Cuatro heroicas mujeres se movilizaron rápidamente, una yendo a alertar a los vecinos del pueblo de Ribeira y otras con pequeñas embarcaciones se dirigieron al lugar de los echos para rescatar a los supervivientes.

La segunda ruta es la Ruta de la Aldea
En la parte Norte de la isla por un estrecho camino entre matorrales bajos y con una distancia lineal de 1 kilómetro 300 metros, llegaremos a la aldea abandonada a finales de los años 70.  En nuestro recorrido, otra vez enormes rocas con formas caprichosas marcadas por el viento y la arena nos acompañan. Es divertido encontrarle parecido a cada una de ellas, el guía del parque os ayudará.
Una plaza central rodeada de las ruinas de 8 viviendas con sus cuadras, la escuela y el patio de juegos forman el conjunto a visitar.


Faro de Sálvora

Aldea de Sálvora


Esta es Illa Noro ya de regreso a la costa, no sin antes hacer un recorrido con la lancha rápida por todos los islotes que componen el archipiélago: Vionta, Herbosa, Inusabela, las Sagres, las Forcadiñas e Illa Rúa que aquí si se puede atracar y acceder a su faro. Os lo conté en esta entrada que podéis repasar Illa Rúa e Illote Areoso

Una visita que no os defraudará.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas recientes