Grupo de empresas M.A.R. - (Vigo antes y ahora)


El grupo de empresas M.A.R., S.A. (Motopesqueros de Altura Reunidos) nació en Vigo en el año 1939 de la mano de Javier Sensat Curbera y Carlos Gómez acompañados por otros industriales vigueses como socios fundadores: Casimiro Durán, los hermanos Massó, Hermenegildo Alfageme, Joaquín Davila, Angel Gándara y
Eugenio Fadrique entre otros, para la administración y gestión de buques de pesca. Sus naves se ubicaban en la calle Orillamar y fue el grupo pesquero privado más grande de España.

El conjunto de empresas lo conformaban 4 naves con unos 2.500 personas empleadas y contaba con cordelería, servicios mecánicos, mutua de armadores, servicios pesqueros portuarios, economato y clínica.
Javier Sensat además de un visionario y un gran hombre de negocios, pensó que en plena posguerra española, dada la escasez de proteína que había en la alimentación, el bacalao sería una solución al problema. Era una persona preocupada por la ciudad y prueba de ello fueron sus donaciones a entidades benéficas como el monumento al Pescador de la plaza del Berbés, la dotación económica al Museo Quiñones de León, además de los terrenos en Alcabre para la construcción de un colegio que lleva su nombre.
Por ello pensó en un tipo de empresa que no existía hasta ese momento. Agrupó un gran número de buques pesqueros y lo puso en producción bajo la misma dirección. Sus propietarios los cedían a la sociedad sin perder su propiedad sobre los barcos, para que los administrara unificando la compra de suministros y la venta del pescado, obteniendo una mayor rentabilidad. Sus barcos trabajaron en todos los caladeros del planeta como el Gran Sol, Atlántico, Terranova, Sudáfrica, Chile, y Argentina.
El "Mar de Labrador" fue uno de sus buques insignia al tratarse de su primer buque congelador. Fue encargado por la empresa M.A.R al astillero de Hijos de J. Barreras y botado en 1965. Este buque realizó numerosas campañas en el caladero de Namibia donde batió el récord de permanencia.


La nueva factoría de Orillamar fue inaugurada por el General Franco en septiembre de 1955 y fue considerada como la más moderna y grande de España.
El conjunto se amplió posteriormente con otros 2 edificios situados uno en la calle Jacinto Benavente y otro al lado de la factoría principal con el que estaba unido por una especie de voladizo. Poco tiempo después se construye el edificio de Cordelerías M.A.R. dotada de la maquinaria más moderna para fabricar toda clase de cabos, hilos y cables para la pesca.

La declaración en 1982 de la Zona Económica Exclusiva respecto de la prohibición de explotación pesquera en la zona de 200 millas fue el principio del fin para la empresa M.A.R. A finales del año 1989 presentaba suspensión de pagos y su cese definitivo se produce en el año 1994.




Tras la compra de los terrenos situados en Orillamar por parte del Concello se inicia el complejo proyecto de edificar el Palacio de Congresos de Vigo dentro del proyecto <Abrir Vigo al Mar>
Un proyecto del arquitecto Cesar Portela del año 2001 se llevará a cabo años más tarde y con múltiples dificultades.

En los terrenos que ocupa la nave de Cordelerías Mar, se planifica en el año 2010 la construcción de una urbanización de edificios de viviendas. La obra hasta el momento no se llegó a realizar estando a día de hoy todavía la nave en ruinas. Urbanismo exige actuaciones arqueológicas previas puesto que el solar se halla dentro del ámbito de protección integral y de respeto del yacimiento romano de las calles Marqués de Valterra-Juan Ramón Jiménez catalogado por el Concello. Una probable villa romana tipo marítimo como la de Toralla, que ya en 1952 se localizaron 3 tumbas romanas con tégula; necrópolis catalogada en Inventario de Xacementos Arqueolóxicos de la Xunta. Aquí se encontraron monedas del s. V del emperador Constantino III que están el el Museo de Castrelos.

Pero el proyecto que si se llevará a cabo será la construcción del Palacio de Congresos con el arquitecto Cesar Portela al frente. En el año 2002 se realiza control geológico dadas las teorías de los Técnicos municipales que auguran que tras el derribo de las naves podrían surgir  restos de una calzada romana que uniese la necrópolis mencionada anteriormente con un embarcadero.

Las tareas de demolición comienzan en el año 2006 y el ambicioso proyecto compuesto por el auditorio, hotel, área comercial y aparcamiento subterráneo ve la luz en el año 2011.

Cuatro de sus antiguos empleados enviaron una petición oficial en el año 2006 a la alcaldesa Corina Porro para que se pusiese el nombre del empresario Javier Sensat al nuevo edificio del Palacio de Congresos que se iba a construir en el solar que ocupaba la factoría. Lamentablemente la petición fue rechazada
*** Fuentes y fotografías procedentes de internet, archivo Pacheco  y libro de Jaime Garrido Rodriguez: Vigo - La ciudad que se perdió.-

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Entradas recientes