San Martín de Castañeda (Sanabria)


Seguimos por tierras de Sanabria y ahora vamos a conocer el bonito pueblo de San Martín de Castañeda, situado en pleno Parque Natural del Lago de Sanabria. Un espacio natural protegido de gran atractivo turístico y buena comida lugareña.
Su emplazamiento junto al lago, influyó para que los monjes del císter construyeran aquí un
monasterio que en la actualidad acoge el Centro de Interpretación de la naturaleza del Parque Natural.

Se cree que el origen del pueblo se debiese a las casas construidas para la servidumbre para el Monasterio, allá por el siglo VI.
Durante la Edad Media fue reconstruido el monasterio, y tras ser integrada la localidad en el Reino de León, se convirtió en uno de los principales del reino.




Todo el pueblo está adaptado al turismo con varias casas típicas de la zona convertidas en restaurantes, albergues y casas rurales. Y sin duda alguna, su gran atractivo es el Monasterio.
Con un amplio atrio en su entrada donde podemos dejar el coche sin mayor problema, nos disponemos a conocerlo en profundidad.
Dos partes se diferencian a simple vista, la iglesia en sí y un edificio más simple adosado de construcción posterior, segunda mitad del siglo XVIII, que alberga el Centro de Interpretación del Parque que os recomiendo visitar.



Por lo que hemos podido averiguar, su origen es desconocido, se cree que de origen visigodo, y se sabe que fue reconstruido en el 921 por monjes mozárabes procedentes de Córdoba. Aparece documentado por vez primera en el año 927.
En el 952 el rey Ordoño III de León y su séquito son huéspedes del monasterio,​ y el abad Juan II aprovecha su estancia para reclamar al monarca los derechos de pesca en el lago.
En el siglo XII sería reformado tomando el aspecto que ha llegado hasta nuestros días, excepto una parte destruida en el siglo XIX por Alfonso VII de León.
Fueron probablemente monjes venidos de Carracedo a Castañeda los que propagaron la leyenda de que en el Lago de Sanabria hay una ciudad sumergida llamada Valverde de Lucerna.

Como ocurrió en la mayoría de las estancias monacales, en el primer tercio del siglo XIX con las desamortizaciones, se perdieron gran parte de sus bienes y se redujo el número de monjes, comenzando una época de decadencia y sus bienes fueron subastados, y con un edificio en ruinas, los vecinos aprovecharon sus piedras para sus casas particulares.
El templo siguió abierto como parroquia y estuvo atendido por el monje exclaustrado Jerónimo M. Usera, que fundaría luego las religiosas del Amor de Dios.

En 1931 fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional, y en 1953 junto con el Lago de Sanabria fue declarado Paraje Pintoresco Nacional. Ya a finales del siglo XX todo el entorno fue  declarado Parque Natural y lo que quedaba en pie del monasterio fue restaurado para convertirse en el Centro de Interpretación.


En su interior destacan la imagen de San Martín de Tours,  que también podemos ver en la puerta de entrada con su caballo cortando la capa con su espada para darle la mitad a un pobre, y la imagen de la Virgen de la Peregrina que es la patrona del pueblo y su fiesta se celebra el primer domingo de septiembre, que casualmente es la fecha que nos coincidió en nuestra visita, por eso la hemos visto engalanada con múltiples banderitas.




En 1930 Miguel de Unamuno visitó el Lago de Sanabria, quedó enamorado del lugar, y en él se inspira para escribir su obra "San Manuel Bueno, mártir" con una poesía referida al pueblo y otra dedicada a la leyenda del pueblo de  Valverde de Lucerna, que se dice que se encuentra bajo las aguas del Lago de Sanabria.

En la salida del pueblo, en la carretera que nos lleva hasta la Laguna de los Peces, hay un bonito mirador que merece la pena pararse para contemplar las vistas al Lago desde lo alto.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

No hay comentarios:

Entradas recientes